lunes, 12 de junio de 2017

FOMENTANDO LA IMAGINACIÓN

Hola chic@s:

Hoy os muestro una idea que seguro que a vuestros peques les va a encantar.  Como estos últimos días los niñ@s y no tan niñ@s estamos ya cansados, hoy con algunos de mis alumn@s he decidido realizar un juego más libre donde, obviamente, fomentemos la imaginación y creatividad, favoreciendo siempre el desarrollo del lenguaje. Partimos de la filosofía de esta frase:


He traído al cole una bolsa llena de conchas de la playa con las que los nenes se entretienen mucho en esta época y he intentado llevarla a mi terreno, a través del juego simbólico más complejo, donde han tenido que simular que las conchas eran diferentes tipos de objetos. Al comienzo, les ha costado un poco inventar, y se limitaban a realizar torres con ellas, así que con los juguetes alternativos se han ofrecido pistas para construir con las conchas diversos elementos. Aquí os muestro algunos ejemplos:

  • Hemos creado la torre del castillo de la reina donde se esconde cuando los malos vienen a buscarla.

  • También la mesa con sus sillas donde la reina se relaja y toma el té después de un duro día de trabajo. Para crear esta mesa han necesitado un poco de ayuda, ya que espontáneamente no sabían cómo hacerla. Después su imaginación ha fluido sola.

    • La cama de la princesa Barbie que siempre está muy cansada.
    • Después de levantarse, tiene que asearse en su plato de ducha, y se tapa la cabeza con un gorro para no mojarse el pelo.

     
    • Los coches deben estar bien aparcados. Aquí tenéis diferentes aparcamientos:
    En paralelo

    En el aparcamiento cubierto

    Aparcamiento para coches voladores
    • Después los coches circulan por la carretera, aunque con algunos baches. 


    Ha sido increíble como han interaccionado entre ellos y cómo debatían, a su manera, acerca de  cómo debían hacer cada uno de los objetos. 

    Yo particularmente soy más partidaria de la enseñanza natural como método de aprendizaje que de la enseñanza formal, sobre todo en nuestro caso especial que tenemos que incidir en el lenguaje tanto oral como escrito. Lógicamente, tienen que existir actividades formales que permitan entender y reforzar un determinado aspecto, pero siempre como complemento del juego. "A hablar se aprende hablando", y si propiciamos a nuestros niñ@s un ambiente rico y a veces espontáneo de juego, ese habla y lenguaje se desarrolla con mayor facilidad.

    Esta vez no os muestro uno de tantos materiales que suelo elaborar, El mismo entorno ya nos ofrece muchas posibilidades de trabajo.

    Espero que esta idea os sirva con otros materiales que tengáis en casa o a vuestro alrededor, ya que por suerte, nuestro trabajo nos permite utilizar cualquier cosa siendo los resultados casi siempre muy positivos.

    Saluditos!!!

    Virginia.